sábado, 14 de mayo de 2011

Una decisión, elegir entre mente y corazón


Un historia con inicio
siempre tiene un final,
una obsesión de una pluma
que sobre un papel se empieza a deslizar.
Precisión hay en sus trazos
dulzura en sus letras y
alegría en sus acentos
que revisa después.
La cabeza no mueve esa mano,
el corazón ha tomado el control
incluso cerrando los ojos
sus latidos lo maneja a la perfección.
Habla de un camino cortado,
que decidió seguir,
habla de un amor deseado
que piensa perseguir.
Pensar en lo perdido
le hace frenar
pero tras un punto y aparte
el corazón le hace continuar.
Describe las estrellas
y recuerda su mirada,
describe ese gran manjar
que a sus labios no se puede comparar.
Firme son las líneas,
claras sus palabras,
ahora esta claro
que el corazón es el que habla.
Si la razón no comprende
y el corazón no miente
no hay mas que escribir
y poco que decidir.
La pluma ha parado
al poner el punto final
un punto que en algún momento
debe continuar.
Puede que no entienda el camino
tan solo me dejo llevar,
porqué mi mente me para,
y mi corazón me incita a anda.

No hay comentarios: