jueves, 3 de marzo de 2011

De vuelta a la ¿realidad?

No hay mayor error que el que cree que tiene todo claro en esta vida, que pasos seguí, que hacer de cara al futuro y cuando a llegado a su meta. A lo largo de la vida nos suceden cosas malas y buenas, cosas que no somos capaces de imaginar y que nos cambian queramos o no. Es triste ese pensamiento ya que nosotros a la par que vivimos nos conocemos a nosotros mismos, nuestros gustos, nuestras aficiones y nuestro corazón. Todos tenemos algo innato que conocemos y explotamos, pero hay curiosidades que pueden llegar a convertirse en verdaderos problemas y a la vez solución en esta vida, hablo de la felicidad.
La felicidad es tan solo una ilusión que intentamos alcanzar, es como uno de esos sueños que cuando parece que estas llegando al final del pasillo este se alarga cada vez mas.
A veces sientes que as desperdiciado tu vida en algo, que tendrías que hacer algo, aunque te digan que es una locura. Pero luego la razón se impone y lo olvidamos, así asta que es demasiado tarde y nos conformamos con lo alcanzado, pero no por que tengamos razón sino por miedo.
Miedo a ser feliz, miedo a fracasar… a veces preferimos vivir con miedo, miedo que deforma la realidad que percibimos. Observa atentamente lo que tienes delante y date cuenta que lo que ves es tan solo una imagen que tu cabeza proyecta en tus ojos y te impide ver lo que de verdad tienes delante. Estrés, ruido, prisas y contaminación, todo influye en nuestra percepción, así lo observe que tras quitarte eso de la cabeza y subir a lo mas alto de un mirador, vi Granada, otra ciudad mas con todo lo que conlleva. Y cada matiz, cada color, cada forma despertaba en mi una sensación que hacia mucho que no sentía, una ausencia de pensamientos y una asombro a ver la realidad tal y como es.
Los Románticos decían que la mayor belleza estaba en la naturaleza, no por su perfección sino por que es verdadero, porque esta hay y no todos podemos, o queremos verlo.
Todo es bello en su contexto adecuado y en realidad hasta las ratas son bellas.

No hay comentarios: